Copa Mundial 1970

Historia Copa Mundial

Copa del Mundo de fútbol 1970

Anfitrión: Mexico
Campeón del Mundo: Brasil
Subcampeón: Italia
Tercer lugar: RFA Alemania
Cuarto lugar: Uruguay
Pichichi / Bota de Oro: Gerd Muller (RFA Alemania) – 10 Goles
Participantes: 16 (Bélgica, Brasil, Bulgaria, Checoslovaquia, El Salvador, Inglaterra, Israel, Italia, Mexico, Marruecos, Perú, Rumania, Suecia, Uruguay, URSS, RFA Alemania)

 

En menos de dos años México, organizó los dos eventos deportivos más importantes que existen en el ámbito internacional, los Juegos Olímpicos y la Copa  Mundial de Fútbol. Aprovechando las magnitudes de las obras realizadas para la Olimpíada de 1968, la FIFA, designó a los mexicanos como anfitriones del IX torneo de selecciones, que siguió con la misma prerrogativa, 16 (dieciseis) equipos divididos en cuatro series de cuatro conjuntos cada uno. El mismo se llevó a cabo desde el 31 de mayo al 21 de junio de 1970, repartida en cinco sedes, México DF, Puebla, Toluca, León y Guadalajara.

La lista de participantes la conformaban, Alemania, Bélgica, Brasil, Bulgaria, Checoslovaquia, El Salvador, Inglaterra, Israel, Italia, Marruecos, México, Perú, Rumania, Suecia, URSS y Uruguay. El Grupo A) lo formaron URSS, México, Bélgica y El Salvador; Grupo B) Italia, Uruguay, Suecia e Israel; Grupo C) Brasil, Inglaterra, Rumania y Checoslovaquia; Grupo D) Alemania, Perú, Bulgaria y Marruecos.

La llave A) fue resuelta con comodidad por el combinado soviético y el anfitrión que con cinco sobre seis puntos posibles, accedieron a la siguiente fase, dejando en el camino a salvadoreños y belgas, que poco pudieron hacer frente al potencial de sus oponentes.

La serie B) mucho más pareja, clasificó a Italia y Uruguay (en su última gran performance a nivel mundial), superando con suma dificultad la resistencia impuesta por Suecia e Israel quienes hasta último momento lucharon por cambiar su suerte.

El Grupo C) lo lideró el seleccionado brasileño que con altibajos en su juego, logró de todas maneras salir vencedor en los tres encuentros, seguido por los ingleses que con dos triunfos por mínima diferencia (ambos 1 a 0), encontraron el pasaje a cuartos de final, frente a rivales de fuste como los checos y los rumanos, que pronto tuvieron que hacer sus valijas de regreso.

La serie final fue arrasada por Alemania que además de derrotar a todos sus contrincantes, contó con la presencia de un excelente artillero, Gerd Müller que anotó en esa fase tres goles en dos encuentros seguidos, totalizando diez tantos al finalizar el torneo y obteniendo así el botín de goleador. El magnifico seleccionado peruano (que eliminó a la selección Argentina en la clasificatoria de 1969), de la mano de Teófilo Cubillas, fue el acompañante de los germanos a la próxima ronda, venciendo a Bulgaria y Marruecos, quienes cerraron la tabla de posiciones, con tan solo un empate entre ellos.

La segunda fase se abría con el memorable enfrentamiento entre “charruas” y “rusos”, que luego de ardua partida, los orientales resolvieron a su favor en tiempo suplementario, con el “robo” de balón desde el suelo de Luis Cubilla (para muchos, la pelota había salido por línea de meta), centrando para que Espárrago anotara el gol de la clasificación a semifinal. Los locales desilusionaron a su gente y cayeron estrepitosamente ante el ordenado equipo italiano por 4 a 1, dando por finalizado el sueño de ser campeón.

El vistoso juego peruano no pudo contra la magia de los norteños, quedando también por el camino al caer por 4 a 2, dejando a los incaicos el sabor amargo de no poder llegar a zona de definición. Por último Alemania nuevamente con una conquista por intermedio del supergoleador Gerd Müller, arribó a instancias decisivas al derrotar en apretado score 3 a 2 en período de prolongación.

Dieciseis años después el seleccionado uruguayo se colocaba nuevamente en una semifinal, pero como aquella tarde ante los húngaros, los celestes volvieron a quedarse en la orilla de la final y a pesar de comenzar ganando con tanto de Luis Cubilla, la poderosa escuadra brasileña lo batió sin atenuantes por un claro 3 a 1.

El segundo finalista salió del partido tal vez más angustiante de la historia, luego de empatar en un gol por bando en los noventa reglamentarios, italianos y alemanes, disputaron el suplementario más extraordinario de todos los tiempos, marcando en 20 minutos cinco goles y otorgándole a Italia la oportunidad de jugar una nueva definición.

El desgaste realizado por la “azurra” condicionó el rendimiento en la gran final que se disputo en el majestuoso Estadio Azteca con 107.000 espectadores y que vieron brillar una vez más al Rey Pelé y la verdeamarelha, que con gran categoría goleó por 4 a 1 y se quedó con el tercer trofeo mundialista. Rivellinho, Jairzinho, Tostao, Piazza y Brito entre otros, sumados al gran Pelé se destacaron en el mejor equipo brasileño de la historia, dándose una curiosidad fue el torneo de juego más limpio, sin expulsados en todo su desarrollo.

 



Lea las últimas noticias:
Noticias de Apuestas del Mundial
Apuestas del Mundial
Apuestas del Mundial
Apuestas del Mundial
Apuestas del Mundial
Apuestas del Mundial
Apuestas del Mundial
Apuestas del Mundial


Top 5 de las Casas de Apuestas Deportivas
Todos los bonos mostrados en esta página están sujetos a términos y condiciones.