Copa Mundial 1938

Historia Copa Mundial

Copa del Mundo de fútbol 1938

Anfitrión: Francia
Campeón del Mundo: Italia
Subcampeón: Hungría
Tercer lugar: Brasil
Cuarto lugar: Suecia
Pichichi / Bota de Oro: Leônidas da Silva (Brasil) – 7 Goles
Participantes: 15 (Bélgica, Brasil, Cuba, Checoslovaquia, Indias Neerlandesas, Francia, Alemania, Hungría, Italia, Holanda, Noruega, Polonia, Rumania, Suecia, Suiza)

 

La Segunda Guerra Mundial estaba estallando, y muchos ya tenían claro que podría ser la última edición del Torneo. Ante esta circunstancia, Jules Rimet se decidió a que la Copa que llevaba su nombre estuviera en juego en su país, a pesar de la promesa extraoficial que él mismo le había hecho a las autoridades argentinas.

A raiz de esto, Argentina, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guayana Neerlandesa, México y Uruguay, a los que luego se les solidarizaría Chile, decidieron no participar del evento. Cuba y Brasil (quien participó porque tenía interés de organizar la próxima Copa Mundial) fueron los representantes de América. Austria clasificó por Europa pero fue descalificado luego de la ocupación alemana, y luego de que Inglaterra rechazara la invitación hecha por la FIFA, se decidió eliminar el cupo y que fueran 15 los participantes.

El régimen fue el mismo que en el ’34, es decir a Eliminatorias. En octavos se daría uno de los partidos con más goles en la historia, en el 6 a 5 de Brasil ante Polonia, luego del empate a 4 en el tiempo regular. Suiza, en tanto, dejaría afuera a una de las candidatas, la Alemania que ya había sido repudiada por los espectadores franceses por sus saludos nazis.

El sorteo quiso que en cuartos se enfrentaban el local y el último campeón, que también había ganado la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Berlín 1936. La resistencia francesa no duró mucho y terminó sucumbiendo 3-1 ante el mejor equipo del mundo en ese momento, que ya se instalaba en semifinales junto con Suecia, Hungría y Brasil, que con gran actuación de Leônidas da Silva (quien sería elegido como bota de oro), había vencido a la fuerte Checoslovaquia.

Precisamente americanos y tanos se cruzarían en la antesala de la final, con victoria “azurra” por dos goles a uno, con anotaciones de dos figuras como Gino Colaussi y Giuseppe Meazza, quien protagonizaría una peculiar anécdota cuando un agarrón de un brasileño terminó bajándole sus pantalones en la mitad del partido. Roméu pudo descontar faltando poco, pero los brasileños (cuyo entrenador había reservado inexplicablemente a dos jugadores “para la final”, entre ellos a Leônidas) nada pudieron hacer para evitar la marcha triunfal de los italianos.

En el otro encuentro, Suecia había arrancado ganando con un gol en el primer minuto, pero Hungría fue avasallante para lograr una goleada por 5 a 1, y así alcanzar su primer gran logro futbolístico. Los magiares tenían la presencia estelar del artillero Gyula Zsengéller, goleador del equipo en el torneo, y autor de un hattrick en semis.

Brasil lograría el tercer lugar al vencer a Suecia en lo que sería la previa de la final que disputarían 20 años más tarde. Pero en el encuentro que les interesaba a todos, la selección azul venció 4-2 y se convertiría en la primera bicampeona mundial, y la primera en ganar la Copa del Mundo fuera de su casa.

La Guerra estallaría un año después y tendríamos que esperar 12 años para que el fútbol volviera a tener la competencia máxima. Esto conspiró contra los italianos, que con uno de las mejores plantillas de todos los tiempos, no pudo seguir demostrando su calidad y conseguir más títulos.
 
 

 



Lea las últimas noticias:
Apuestas del Mundial
Noticias de Apuestas del Mundial
Apuestas del Mundial
Apuestas del Mundial
Apuestas del Mundial
Apuestas del Mundial
Apuestas del Mundial
Apuestas del Mundial


Top 5 de las Casas de Apuestas Deportivas
Todos los bonos mostrados en esta página están sujetos a términos y condiciones.